LATEST NEWS
seguros personales

PERIODO DE CARENCIA: QUÉ ES Y CÓMO AFECTA A TU SEGURO

Transcurrían los primeros días del mes de septiembre y Rosario contactó con nosotros porque necesitaba despejar algunas dudas sobre el seguro de salud que deseaba contratar. Disponía de 8 ofertas distintas, en las cuales el precio era el mensaje que más destacaba. Si solo piensas comparar precios la decisión es sencilla, si buscas algo más, vamos a sentarnos tranquilamente.

Los seguros médicos contienen numerosos términos propios del argot médico y asegurador. Por ejemplo cuando hablamos de periodo de carencia, nos estamos refiriendo al tiempo que transcurre desde el alta de la póliza a la posibilidad de utilizar determinados servicios o coberturas contratadas. Es decir, la póliza no es plenamente eficaz. Esta condición es común en los seguros de salud, aunque también pueden darse en otros productos como en los seguros de baja laboral, seguros dentales, seguros de decesos y seguros de vida. Su misión es actuar como garantía para las compañías aseguradoras, ya que de este modo se evita que un cliente contrate un seguro para cubrir una determinada necesidad y, una vez suplida, cancele la póliza.

Los periodos de carencia suelen variar en función de la compañía aseguradora, los servicios y las coberturas contratadas. Por este motivo siempre es recomendable contar con la ayuda de una correduría de seguros con experiencia, que nos oriente a la hora de contratar cualquier tipo de póliza. En caso contrario podríamos vernos en la situación de haber suscrito un seguro y no ser conocedores de que no podemos usar alguno de sus servicios (total o parcialmente) o coberturas, debido a que todavía nos encontramos dentro de su periodo de carencia.

El periodo de carencia en los seguros de salud.

El seguro de salud nos permite disponer de un amplio abanico de servicios: medicina preventiva, hospitalización individual, consultas a especialistas, pruebas médicas, tratamientos, intervenciones quirúrgicas y de un completo cuadro de profesionales. Siempre contando con un trato personalizado y de calidad, las técnicas más avanzadas y flexibilidad en horarios.

Sin embargo, en el momento de su contratación debemos de tener en cuenta que los seguros de salud son los que más casos de carencia contemplan, es decir, no podremos acogernos a determinados servicios o coberturas hasta que no haya pasado cierto tiempo. Dependiendo de la póliza y la compañía aseguradora estos periodos pueden variar significativamente.

Conviene aclarar que, como norma general, todas las consultas de atención médica primaria están exentas de carencias, como por ejemplo Medicina General o Pediatría. Sin embargo, debe pasar un tiempo desde la fecha de alta en el seguro si se trata de una consulta con algunos especialistas, como puede ser un traumatólogo. Lo mismo ocurre con servicios como asistencia al parto, intervenciones quirúrgicas con técnicas de reciente incorporación o pruebas de alta tecnología, para las que normalmente se suele requerir un periodo de espera de 6 meses como mínimo.

Otro aspecto importante a destacar de las carencias en seguros de salud son sus excepciones. La Ley de Contrato de Seguro establece que en los casos de urgencia la compañía debe eliminar el periodo de carencia y brindar al asegurado la asistencia necesaria. La Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones define las asistencias de carácter urgente como “aquellas de carácter médico y sanitario que de no prestarse de forma inminente podrían poner en peligro la vida del paciente, su integridad o que puedan producir un menoscabo permanente en su salud”.

¿Cuáles son los periodos de carencia más habituales en los seguros de salud?

Teniendo presente que la atención médica primaria queda exenta de las carencias, así como las asistencias de carácter urgente, debemos saber que los periodos de carencia de las distintas coberturas y servicios estarán siempre fijados en las Condiciones Generales o en las Particulares y destacadas de la póliza contratada.

Aunque las carencias suelen ser comunes en la mayoría de compañías aseguradoras, es posible que se puedan observar diferentes periodos de garantía. Entre los casos más habituales, destacan:

  • De 3 a 6 meses de carencia para la realización de pruebas de diagnóstico de alta tecnología como escáner (TAC) o resonancia magnética (RMN) entre otras. Las pruebas básicas, como analíticas de sangre o radiografías, no suelen tener carencia.
  • De 3 a 6 meses para tratamientos especiales como fisioterapia y tratamientos de rehabilitación que no deriven de una enfermedad o de un accidente.
  • En caso de intervenciones sin hospitalización, los tiempos oscilan entre los 3 y los 6 meses, siendo de entre 6 y 10 meses las que necesiten hospitalización.
  • El periodo de carencia de los seguros de salud para el embarazo, el parto y el postparto puede oscilar entre los 6 y 10 meses.
  • Los servicios de reproducción asistida es uno de los casos donde se suele dar un periodo mucho más prolongado, que puede comprender entre los 8 y los 48 meses para estudios y tratamientos de esterilidad.
¿Cómo elegir el seguro de salud más adecuado?

Olvidándonos del precio. La contratación de un seguro médico es sinónimo de tranquilidad, ya que tendremos a nuestra entera disposición profesionales y centros hospitalarios en los que recibiremos una asistencia sanitaria privada inmediata, de calidad y confianza. Es importante tener presente que la medicina privada es un negocio.

Por lo tanto, para llevar a cabo esta tarea es tan importante saber cuál es la póliza que más nos conviene con respecto a nuestras necesidades y particularidades, como tener presente un factor tan determinante como es el periodo de carencia. Pero no es el único, ya que también debemos prestar especial atención a diversas cláusulas como la de preexistencias, de indisputabilidad y a posibles exclusiones y limitaciones.

Por estos motivos, a la hora de contratar un seguro de salud es necesario que contemos con la colaboración de una correduría de seguros, es decir, un mediador especializado, independiente e imparcial, que nos recomendará las mejores pólizas del mercado, con todas las garantías profesionales y claridad en cláusulas y contratos.

La Correduría de Seguros José Silva, además de contar con un extenso catálogo de seguros de salud especializados (para familias, singles, mujer, pymes y autónomos, Administradores de Fincas, etc.) nos garantiza un amplio servicio postventa realizado por un excelente equipo de profesionales, que resolverá todas nuestras dudas y nos brindará toda la información que podamos necesitar, así como implicación y ayuda en todo momento.

Cuéntanos tu experiencia con el seguro de salud:
¿Consideras una buena inversión adquirir un seguro médico o estás valorando cambiar de póliza?

Por norma todos los seguros de salud tienen carencia, pero si tienes contratado un seguro de salud y has decidido cambiarte a otra aseguradora podemos ayudarte a que no te afecten nuevos periodos de carencia. No lo dudes, ponte en contacto con nosotros y te informaremos. Deja a continuación un comentario o escríbenos a nuestra dirección de correo [email protected]. También puedes contactarnos través de nuestra página web o llamándonos al teléfono 915353009. Cuenta con nosotros, estamos para ayudarte.

© José Silva Correduría de Seguros 2021.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SHARE