seguros personales

UTILIDADES DEL SEGURO DE VIDA

Los principales resortes que motivan la contratación de un seguro de vida son los que garantizan una gran seguridad familiar y que permiten, a quien sea beneficiario, afrontar el pago de una hipoteca en caso de invalidez o fallecimiento de la persona asegurada. La pandemia de Covid-19 nos ha mostrado que no podemos descartar ningún escenario de riesgo y, por lo tanto, que debemos tomar todas las medidas de protección necesarias.

No tenemos otra opción que asumir que aunque hoy una persona goce de una magnífica salud y de seguridad económica para cubrir sus necesidades y la de sus familiares, esta situación puede cambiar en cualquier momento. Esto es lo que le ocurrió a nuestro cliente Alfredo el 29 de junio de 2021 cuando practicaba su deporte favorito. Se sintió indispuesto y cuatro días después ingresaba por urgencias a causa de una endocarditis y un ictus.

El seguro de vida garantiza la protección ante una eventual situación adversa provocada por el fallecimiento o la invalidez permanente absoluta del asegurado, aportando estabilidad económica al entorno familiar o allegado.

En nuestra nuestra correduría hemos sido testigos de cómo este magnífico producto asegurador ha permitido a muchas familias pagar el impuesto de sucesiones tras un fallecimiento, adquirir una casa adaptada en caso de incapacidad, pagar la formación profesional de los hijos, devolver un préstamo para un máster universitario o dar la viabilidad para montar o mantener un negocio.

Sabemos que el seguro de vida aporta la tranquilidad de saber que, en esos momentos difíciles, una familia va a poder mantener su nivel de vida y podrá readaptarse al espectacular cambio. Su principal objetivo es la protección.

Ventajas, beneficios y utilidades del seguro de vida.

Con cierto asombro comprobamos que también nos estaremos protegiendo a nosotros mismos. En el caso de sufrir una enfermedad o accidente que tuviese como resultado una invalidez, la cobertura servirá para hacer frente a los gastos necesarios, mediante el cobro de la indemnización que esté contratada.

Otro de los grandes beneficios de contratar un seguro de vida es la libertad de decidir a quién o quiénes se quiere designar como beneficiarios, y que la indemnización no está sujeta a herencias ni legítimas. Por lo tanto, los beneficiarios elegidos percibirán la cantidad de indemnización íntegra, deducidos los impuestos repercutibles.

Lo más espectacular es que la herencia y el seguro de vida son completamente independientes, no es necesaria su incorporación a la masa patrimonial. Incluso está libre de embargos. Aunque existieran deudas asociadas, no se podría embargar la cantidad de la indemnización del seguro de vida.

Además, al seguro de vida se le pueden incorporar una serie de coberturas complementarias muy interesantes según las necesidades específicas de cada persona. Un buen ejemplo es la posibilidad de solicitar un anticipo del capital si se padece una enfermedad grave como, por ejemplo, accidente cardiovascular, alzheimer, insuficiencia renal crónica, cáncer de mama… También cabe destacar que, si tenemos un seguro de vida con cobertura para pago de la hipoteca, en caso de invalidez o fallecimiento, podemos establecer por escrito qué cantidad se pueda utilizar para su amortización.

En cuanto a su tributación, si la póliza está ligada a una hipoteca contratada antes del 1 de enero de 2013 está permitido desgravar hasta el 15% de lo destinado a la compra de una vivienda sobre una base máxima de 9.040 euros. Si tu seguro de vida es un Plan de Previsión Asegurado (PPA) también podrás aplicar la deducción que te corresponda.

¿Compensa contratar un seguro de vida?

¿Dónde puedes adquirir un patrimonio de 100.000 euros, por 100 euros? Es lo que cuesta un seguro de vida riesgo para una persona de 39 años. Mucha gente se pregunta si es realmente necesario asumir otro gasto más a los que ya se tienen habitualmente y contratar un seguro de vida. Los datos contestan por sí mismos: según el informe Estamos Seguros de Unespa, cada año este tipo de pólizas permite que 4.700 hipotecas sean amortizadas por familias de nuestro país, superando los 166 millones de euros en total.

Teniendo en cuenta que el gasto medio de este seguro ronda los 600 euros por persona y póliza, muy por debajo de los más de 1.200 de otros países europeos, podemos afirmar que contratar un seguro de vida en España es una inversión altamente recomendable.

¿Cómo contratar un buen seguro de vida?

Es muy sencillo y desde luego nada doloroso. La mejor manera para estar bien protegidos y tranquilos gracias a un seguro de vida es contar con la ayuda y orientación de una correduría de seguros, que primero te escucha y después garantiza una gestión profesional y un servicio postventa. Estamos hablando de un mediador especializado, independiente e imparcial, que realizará un análisis objetivo y recomendará las coberturas y las entidades aseguradoras adecuadas.

¿Quieres contarnos tu caso?

Ponte en contacto con nosotros, dispones de un magnífico equipo cualificado que está a tu disposición por el medio que elijas: personalmente, teléfono, web o mensajería.

© José Silva Correduría de Seguros 2022.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

SHARE

Centro de preferencias de privacidad

Necesarias

No hay cookies necesarias

Advertising

Analytics

Este sitio web no usa Cookies de Analytics.

Other