Caso real seguros personales

¿QUÉ ELIJO, SANIDAD PÚBLICA O PRIVADA?

Medicina preventiva o reparadora, también son posibles ambas. La familia Santos residía en Madird pero tomó la decisión de trasladarse a vivir a un pueblo de la provincia de Ávila, desde donde pueden teletrabajar ambos cónyuges y sus tres hijos desplazarse al colegio caminando. Tenían contratado un seguro médico privado que prácticamente no podían utilizar porque cerca de su nuevo hogar no existen médicos y hospitales privados. Nos plantearon una pregunta clave: ¿Cómo podemos compaginar ambos sistemas de salud sin dañar nuestra economía?

Según una encuesta impulsada por el Sindicato de Enfermería (Satse) y realizada por la empresa IO Investigación, la mitad de los españoles cree que la sanidad pública ha empeorado desde la pandemia de Coronavirus que todavía persiste. Otros datos muy relevantes son que los ciudadanos encuestados han puntuado con un 5,4 sobre 10 a la atención sanitaria que reciben y suspenden con un 3,6 a la gestión de la sanidad por parte de los grupos políticos. Del mismo modo, el 82% de los españoles considera que el Sistema Nacional de Salud no cuenta con la financiación económica suficiente.

Este informe también muestra que la principal preocupación de la ciudadanía son las listas de espera. Normal cuando el propio Barómetro Sanitario 2022, que el Ministerio de Sanidad elabora en colaboración con el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), indica que Los españoles esperan una media de 9 días para ser atendidos en Atención Primaria.

La falta de médicos y sanitarios es la segunda preocupación de los españoles, seguida muy de cerca por otros motivos como la saturación de los centros, el escaso tiempo en la atención, el cierre de unidades y servicios, y la atención no presencial. A ese respecto, el 65% de los encuestados cree que la atención telefónica ha empeorado la sanidad pública. En España se forman cada año más de 13.000 profesionales de la sanidad, sin embargo, las condiciones económicas que se les ofrecen son muy inferiores a las que pueden alcanzar en otros países de la Unión Europea.

Desde nuestra correduría seguiremos recomendando los mejores seguros de salud privados, los hay muy completos y económicos. Sin embargo, somos conscientes de que la sanidad pública universal es un servicio imprescindible en nuestra sociedad actual.

Los beneficios de la sanidad pública.

Sin duda, la principal ventaja de la sanidad pública es que se trata de un sistema universal y accesible para todas las personas, sin importar su nivel de ingresos ni el tiempo del tratamiento o la estancia hospitalaria o el gasto por tratamiento. Tiene un espectacular impacto en la salud de la población, ya que todas las personas tienen acceso a los servicios sanitarios. Esto da lugar a una disminución de las enfermedades en sus habitantes en general, en su nivel de felicidad percibida, así como del riesgo de transmisión. Su funcionamiento depende de las decisiones políticas territoriales en cada autonomía.

Además, cuenta con una enorme inversión en equipamiento e investigación. Tanto es así que las principales investigaciones de tratamientos médicos en sus etapas más tempranas suelen tener lugar en hospitales o institutos de investigación públicos.

Pero la principal desventaja del servicio público son sus largas listas de espera. Y no solo para intervenciones quirúrgicas o para obtener los resultados de alguna prueba, sino incluso para conseguir una consulta con un médico de cabecera. Esto sucede porque los servicios de la sanidad pública suelen estar saturados, especialmente los de urgencia. Además, si se quiere visitar a un especialista se tendrá que pasar un primer filtro con un médico de cabecera. Será éste quien posteriormente nos derivará con el especialista que se necesite.

Los beneficios de la sanidad privada.

A diferencia de lo que ocurre con las listas de espera de la sanidad pública, la sanidad privada es más rápida y prácticamente no hay que esperar para ser atendido. Además, no es necesario pedir cita previa al médico de cabecera para que un especialista nos pase consulta. Su funcionamiento depende de estrategias de inversión privadas y su coste, actualmente, es asequible mientras el gasto individual sea sostenible. Las primas pueden llegar a ser impagables para ciertos sectores de la población, generalmente a mayor edad más difícil de asumir.

Además, el seguro médico privado permite a sus clientes la realización de una muy amplia variedad de pruebas diagnósticas casi sin tiempos de espera: desde un simple análisis clínico de sangre u orina a un electrocardiograma, una ecografía o una resonancia magnética. La elección de modalidad y aseguradora es muy relevante porque algunos centros y consultas se masifican, especialmente en aquellos muy baratos.

Ante un ingreso hospitalario la sanidad privada suele ofrecer habitaciones individuales además de una cama supletoria para un acompañante, magnífico acondicionamiento en la habitación y otras comodidades. Esto no sucede en la sanidad pública, donde si se requiere de hospitalización habitualmente se comparte habitación con otro paciente.

Otra de las ventajas de la sanidad privada son algunas de sus coberturas como segunda opinión médica, atención en medicina preventiva y servicios de teleconsulta médica, además de otras tan importantes como la asistencia en viaje. También es habitual que incluya numerosas especialidades que no forman parte del sistema público, como por ejemplo los servicios de salud dental y muchos otros relacionados con la estética o el bienestar.

¿Pública o privada? ¿Qué tipo de sanidad elegir?

Ambas opciones tienen un objetivo común, que no es otro que el de velar por el bienestar de los pacientes y hacer todo lo posible por tratar cualquier problema de salud que pueda surgir. Apostar por la Sanidad Pública es garantizarse una atención segura, compaginar con la Sanidad Privada es una estrategia.

Tener la posibilidad de acceder a la sanidad privada ofrece muchas ventajas y puede suponer un fantástico complemento para el sistema de salud público, que pese a sus carencias y debilidades ha demostrado ser efectivo, útil y de gran valor en nuestro país. Y es que debemos tener claro que contar con un seguro de salud no nos impide acceder a la sanidad pública, por lo que si para algún tratamiento u hospitalización deseamos acudir a un centro sanitario público podremos hacerlo.

En el caso de la familia Santos, con asombro comprobaron como nuestro consejo les permitió mejorar su atención médica, realizamos una serie de modificaciones en su póliza familiar de tal manera que conseguimos reducir el precio total y mantuvimos la posibilidad de acudir a ciertos profesionales y la realización de pruebas médicas rápidas. Incluso les facilitamos una aplicación para autochequeos mediante video consulta con médicos las 24 horas del día.

Es muy importante que a la hora de contratar un seguro de salud se tengan en cuenta cuestiones fundamentales como si tiene copago o no, cuáles son coberturas básicas y sus prestaciones en salud dental, obstetricia y parto, hospitalización y realización de intervenciones quirúrgicas. Además, se debe tener muy presente los periodos de carencia, es decir, el tiempo que pasa desde que se suscribe la póliza hasta que se puede empezar a usar un determinado servicio

Sabemos que tu salud y la de los tuyos es lo más importante, y por ello te recomendamos que te pongas en contacto con nosotros para que te podamos asesorar sobre los seguros de salud que mejor se adaptan a vuestras necesidades particulares. Hacemos fácil lo complejo.

© José Silva Correduría de Seguros 2022.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

SHARE