seguros de empresa

LAS DEDUCCIONES FISCALES DE LOS SEGUROS DEL AUTÓNOMO

Tras haber aclarado en nuestro anterior artículo los magníficos beneficios fiscales de los planes de pensiones, en esta ocasión vamos a enfocarnos en las ventajas que los seguros aportan a los trabajadores profesionales autónomos a la hora de realizar su tributación por IRPF.

Ser trabajador por cuenta propia es una misión compleja y llena de desafíos. Además de realizar todas las actividades profesionales diarias, cumplir con los plazos establecidos, efectuar facturaciones y demás tareas, el autónomo debe prestar especial atención a sus obligaciones fiscales.

Atentos a la protección de un colectivo de trabajadores que tanto aportan a la economía de nuestro país, en nuestra correduría disponemos de un amplio abanico de seguros para autónomos que, además de garantizarles un plus de tranquilidad, suponen un gran ahorro fiscal.

Los trabajadores-profesionales por cuenta propia deben tener en cuenta que existe un espectacular rango de productos aseguradores que desgravan en la declaración de la Renta: aquellos que cubren el desarrollo de su actividad y los que se encargan de proteger su salud, la de sus familiares y empleados.

Analicemos a continuación los principales seguros que un autónomo puede deducirse en su tributación:

El seguro de responsabilidad civil profesional.

Se trata de una póliza que tiene una doble función protectora:

  • Protege el patrimonio del autónomo ante el daño que pueda experimentar a consecuencia de la reclamación que le realice un tercero.
  • Protege a los terceros de los daños corporales y materiales que pueda sufrir a causa de los posibles errores que un autónomo o su personal contratado puedan cometer en su proceso de trabajo.

Por lo tanto, el seguro de responsabilidad civil es una salvaguarda del patrimonio del autónomo y de sus clientes, imprescindible para aportar seguridad a cualquier relación comercial o de servicios. Tanto es así que para numerosas actividades profesionales es considerado de carácter obligatorio.

En cuanto a su fiscalidad, los gastos del seguro de responsabilidad civil se podrán deducir hasta en el 100% de la cuantía siempre que estén ligados a la actividad económica del profesional.

El seguro de comercio y oficinas.

El seguro de comercio, póliza destinada a proteger los locales en los que se desarrolle una actividad comercial (bien como propietario y explotador del negocio o como inquilino), puede desgravar la totalidad de su prima.

Ahora bien, ¿qué ocurre si el autónomo trabaja en su casa? En este caso, siempre que disponga de un espacio dedicado a su actividad profesional, es posible desgravarse una parte proporcional del seguro del hogar.

Pongamos un ejemplo: si en una vivienda de 100 metros, el trabajador autónomo tiene una habitación de 10 metros destinada a despacho (el 10% de su hogar) podrá deducir dicho porcentaje de la prima del seguro en su declaración de la Renta. Asegurar correctamente esta situación de dualidad precisa de la ayuda profesional de una correduría de seguros.

El seguro de vida.

Desde la anterior reforma fiscal los seguros de vida también son deducibles en la Renta, con respecto a sus coberturas de fallecimiento, invalidez permanente e incapacidad temporal.

La deducción de este seguro para profesionales autónomos se aplica en forma de reducción sobre la base imponible, siendo las cantidades a desgravar de un máximo de 500 euros al año.

El seguro de salud.

Este producto asegurador que garantiza el acceso a la red sanitaria privada, mediante coberturas asistenciales o económicas, puede ser desgravado por los autónomos.

Además, se pueden incluir hasta 500 euros en el seguro de salud por cada uno de los integrantes de la familia (cónyuge e hijos menores de 25 años). Asimismo, los autónomos con discapacidad pueden incrementar hasta 1.500 € la cuantía a deducir.

El seguro de coche.

A diferencia del seguro del hogar, el seguro de coche podrá ser objeto de deducción fiscal únicamente si es utilizado en su 100% para la actividad profesional del autónomo y no para otros fines.

Por lo tanto, si el autónomo demuestra fehacientemente este único uso, la cuantía del seguro podrá imputarse como gasto deducible a su actividad profesional.

Seguros para empleados.

Las primas del seguro de accidentes o del seguro de incapacidad temporal también desgravarán en la declaración de la renta de los autónomos, bien sean para cubrir los propios accidentes del autónomo o los de sus trabajadores.

Del mismo modo, los seguros de vida o de salud que un autónomo contrate para sus empleados, en el caso de tenerlos, serán considerados gastos fiscalmente deducibles.

Aportaciones a planes de pensiones.

Aunque no se trata de un seguro, sino un producto de ahorro a largo plazo vinculado a la jubilación, no podemos dejar de mencionar el excelente tratamiento fiscal de los planes de pensiones.

Las aportaciones que el trabajador autónomo haya realizado durante el año podrán deducirse en el IRPF, con un límite de 2.000 euros anuales o el 30% de la suma de los rendimientos netos de actividades económicas y rendimientos del trabajo percibidos de forma individual en el ejercicio que se declara.

Además, desde el 1 de enero de 2025 se permitirá rescatar las participaciones de planes de pensiones que tengan, como mínimo, diez años de antigüedad.

¿Eres o tienes planeado hacerte autónomo?

Te asombrará comprobar que en la Correduría de Seguros José Silva somos conocedores de los retos, riesgos y preocupaciones a los que día a día se enfrenta un trabajador por cuenta propia. Por esta razón hemos diseñado un Plan de Protección Integral para Autónomos, imprescindible como complemento a la cobertura de la Seguridad Social y que cuenta con una beneficiosa desgravación fiscal.

Aunque se trata de un producto totalmente personalizable y adaptable a todo tipo de necesidades, particularidades y presupuestos, sus principales coberturas incluyen:

  • Incapacidad temporal por accidente o enfermedad.
  • Seguro médico que incluye cobertura dental.
  • Protección familiar.
  • Plan de pensiones.
  • Protección jurídica.
  • Coberturas multirriesgo para proteger sus bienes: casa, local, vehículo, maquinaria, herramientas…
  • Responsabilidad civil general y profesional.

Sabemos que trabajar por cuenta propia no es un camino sencillo, si tienes alguna consulta no dudes en ponerte en contacto con nosotros y te ayudaremos. Deja a continuación un comentario o escríbenos a nuestra dirección de correo josesilva@josesilva.es. También puedes contactarnos través de nuestra página web o llamándonos al teléfono 915353009. Cuenta con nuestro asesoramiento.

© José Silva Correduría de Seguros 2021.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

SHARE