seguros personales

LAS DEDUCCIONES FISCALES DE LOS PLANES DE PENSIONES

La Ley Tributaria puede beneficiar a los contribuyentes en base a determinados datos o factores llamados gastos deducibles. Estas deducciones fiscales, que serán restadas a nuestra cuota íntegra para que el pago a Hacienda sea menor, seguramente no son suficientemente conocidas:

  • Por convivir con hijos menores de 25 años sin ingresos, con padres mayores de 65 años o con personas dependientes.
  • Por maternidad.
  • Por familia numerosa.
  • Por determinadas inversiones o donaciones.
  • Por rehabilitación de la vivienda habitual.

En muchas ocasiones ignoramos también que gracias a los seguros podremos ahorrar a la hora de realizar nuestra próxima tributación por IRPF, debido al magnífico tratamiento fiscal que todavía reciben.

Desde nuestra correduría queremos aportar la información necesaria sobre qué seguros nos permitirán desgravar en la declaración de la Renta y cuáles son las condiciones que deben cumplirse. Por este motivo comenzamos una serie de artículos que resumirán las deducciones fiscales de los distintos productos aseguradores.

Iniciamos este interesante recorrido con los planes de pensiones, una fórmula de ahorro para la que se han anunciado relevantes modificaciones a partir del siguiente ejercicio fiscal.

¿Qué es un Plan de Pensiones?

Cuando hablamos de un plan de pensiones, nos estamos refiriendo a un producto de ahorro a largo plazo vinculado a la jubilación, del que se dispondrá en forma de capital o rentas. Su funcionamiento se basa en aportaciones, periódicas o puntuales, que generarán una rentabilidad y un ahorro de los cuales podremos disponer llegado el momento de nuestro retiro laboral, o por motivos excepcionales, como pueden ser:

  • Desempleo de larga duración.
  • Incapacidad laboral permanente.
  • Enfermedad grave.
  • Fallecimiento.
  • No rescatarlo y dejarlo para los herederos, hijos, nietos, ya que no tributa por sucesiones y podrían rescatarlo en cualquier momento tributando por IRPF.

Dependiendo del tipo de inversiones y el riesgo que estemos dispuesto a asumir, lograremos unos asombrosos beneficios más o menos abultados. Pero una de las principales ventajas de los planes de pensiones siempre ha sido su excelente tratamiento fiscal. Las cantidades aportadas en cada ejercicio fiscal pueden ser posteriormente desgravadas en IRPF, en la declaración de la renta, reduciendo la base imponible y ofreciendo un importante ahorro.

Además, ahora también son rescatables. Desde el 1 de enero de 2025 se permitirá rescatar las participaciones de planes de pensiones que tengan, al menos, diez años de antigüedad.

¿Son todos los planes de pensiones iguales?

Aunque todos tienen una legislación y objetivo común, complementar la pensión de la Seguridad Social llegado el momento de la jubilación, dependiendo de las aportaciones, prestaciones y del tipo de inversión podemos distinguir los siguientes tipos de planes de pensiones:

  • Renta fija: Invierte en activos financieros de renta fija, ya sean públicos o privados, y ofrecen rentabilidad a medio y largo plazo con la ventaja de invertir en activos de menor riesgo. Son aconsejables para aquellos inversores muy conservadores.
  • Renta fija mixta: Incluyen tanto inversión en renta fija como variable, siempre que esta última no supere un máximo del 30% del total del plan. Muy utilizado por personas con expectativas de rentabilidad.
  • Renta variable: Ofrecen una rentabilidad mayor que los de renta fija, pero por otra parte conllevan un mayor riesgo. Ideal para ahorradores jóvenes con largo recorrido.
  • Renta variable mixta: Son una combinación de la renta variable, que constituye entre un 30% y un 75%, y la renta fija. Para los que quieren nadar y guardar la ropa.
  • Garantizados: Con este tipo de planes el titular podrá recuperar la totalidad del capital inicial invertido, siempre y cuando mantenga su dinero hasta el vencimiento. Salvo los PPA, la garantía en estos planes la ofrece la entidad financiera o aseguradora que los distribuye.
¿Cuánto desgravan los planes de pensiones?

El año 2021 comenzó con la reducción del 75% de la aportación máxima con derecho a deducción en los planes de pensiones individuales. Por lo tanto, el importe total que se puede desgravar del IRPF ha disminuido hasta los 2.000 euros. Además, según se plantea en los Presupuestos Generales del Estado de 2022, el Gobierno podría reducir a 1.500 euros la deducción por aportaciones futuras a los planes de pensiones individuales.

Por el contrario, las aportaciones máximas a los planes de empresa con derecho a deducción subirán a los 8.500 euros para 2022. Entre ambas, la aportación total con beneficios fiscales se mantiene en 10.000 euros anuales.

Si observamos los últimos datos de la Dirección General de Seguros, que apuntan que solo el 2,4% de los que cuentan con un plan de pensiones realiza aportaciones anuales de más de 6.000 euros, nos daremos cuenta que la ventaja fiscal seguirá presente para la gran mayoría. En consecuencia, la fiscalidad de este producto de ahorro continua siendo atractiva.

Entonces ¿siguen siendo rentables los planes de pensiones?

Por supuesto, son una formula espectacular para adquirir hábito de ahorro ya que las aportaciones que se hayan realizado durante el año podrán deducirse en el IRPF, con un límite de 2.000 euros anuales o el 30% de los rendimientos netos del trabajo o de actividades económicas.

Este límite de aportaciones se puede incrementar en 8.000 euros (hasta un total de 10.000 euros) cuando correspondan a las contribuciones que un empleador realice en favor de un trabajador.

Además, los planes de pensiones permiten aportaciones extras por cónyuge que no trabaje o no perciba rentas elevadas, así como por familiares discapacitados. También conviene señalar que sus derechos económicos no estarán sujetos al impuesto sobre sucesiones y donaciones.

¿Sabes cómo elegir el plan de pensiones adecuado?

Si te preocupa tu jubilación, es el momento de trazar un plan adecuado para encontrar el producto que mejor se adapte a tus características, circunstancias y particularidades.

Contar con la ayuda y orientación de una Correduría de Seguros, un mediador especializado, independiente e imparcial, te garantizará un asombroso respaldo mediante una gestión experta y profesional, así como un excelente servicio postventa. Desde la Correduría de Seguros José Silva te ofrecemos toda la orientación y ayuda necesaria para que puedas diseñar tu plan de pensiones desde 50 euros mensuales.

Ponte en contacto con nosotros, te ofreceremos un presupuesto sin ningún compromiso. Además, tendrás un equipo cualificado que estará a tu disposición en todo momento.

Si tienes alguna duda o pregunta, déjanos a continuación un comentario o escríbenos a nuestra dirección de correo [email protected]. También puedes contactarnos través de nuestra página web o llamándonos al teléfono 915353009. Recibirás una inmejorable atención.

© José Silva Correduría de Seguros 2021.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SHARE

Centro de preferencias de privacidad

Necesarias

No hay cookies necesarias

Advertising

Analytics

Este sitio web no usa Cookies de Analytics.

Other