seguros personales

SEGUROS DE DECESOS: PREGUNTAS Y RESPUESTAS

De forma natural pensamos muy poco en la fugacidad de la vida, como si nuestra magnífica mente estuviese programada para protegernos de la amenaza existencial que significa la muerte. Sin embargo, sufrir la pérdida de alguien cercano, o asistir a un funeral o a un entierro, suelen ser momentos que nos hacen reflexionar profundamente sobre este tema que tanto evitamos. Normalmente, es en estas ocasiones cuando nos planteamos la posibilidad de contratar un seguro de decesos.

Es lo que ocurrió hace pocos días al despedir a Santiago, que gozando de aparente buena salud no pudo superar un ictus y nos dejó repentinamente sin su gratificante compañía.

Sabemos que cuando se produce el fallecimiento de un ser querido, además de la aflicción y el duelo correspondiente, debemos enfrentarnos a realizar los servicios y trámites pertinentes, con el desgaste emocional y el costo que ello acarrea. Por estos motivos, en el seguro de decesos encontramos una solución para estos momentos tan delicados, ya que se encargará de simplificar los trámites burocráticos inherentes y evitará tener que hacer frente a unos gastos repentinos y elevados, derivados de una defunción.

Según datos de la Asociación Empresarial del Seguro (Unespa), en nuestro país más de 22 millones de personas tienen contratado un seguro de decesos, individual o familiarmente. ¿Conocemos realmente todos los servicios y coberturas que esta póliza puede ofrecernos? Desde la Correduría de Seguros José Silva deseamos dar respuesta a las posibles dudas que este producto asegurador especializado puede plantear:

¿En qué consiste un seguro de decesos?

Según indica la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), en España un sepelio discreto, digno pero sin grandes lujos, cuesta de media casi 4000€. El seguro de decesos cubre los gastos del fallecimiento del asegurado, se encarga de las diligencias y las gestiones administrativas necesarias e incluso los eventuales costes y gestiones de traslado del difunto desde cualquier lugar del mundo al designado para su inhumación o la incineración.

¿Cuáles son las coberturas de un seguro de decesos?

Los principales gastos que están cubiertos en cualquier seguro de decesos son los funerarios, entre los que cabe destacar el entierro o incineración, los servicios religiosos, el ataúd, las coronas, las esquelas, las sepulturas, lápidas, nichos, etcétera. También se encargará del traslado en el coche fúnebre.

Igualmente, permitirá que un profesional realice las tareas administrativas derivadas de la defunción, o que los familiares reciban asesoramiento especializado y profesional a la hora de realizar las necesarias gestiones post mortem, como pueden ser:

  • Obtención del certificado de defunción.
  • Solicitud de la pensión de viudedad, orfandad, jubilación o invalidez.
  • Inscripción en el Registro Civil.
  • Baja del libro de familia.
  • Petición del certificado de convivencia.
  • Adjudicación de herencias.
  • Partidas de defunción y de testamentos.
  • Baja del Instituto Nacional de la Seguridad Social.
  • Fe de vida.

Las aseguradoras, conocedoras de las actuales necesidades de los ciudadanos, en los últimos años han incorporado al seguro de decesos tradicional coberturas opcionales mucho más amplias, que pueden incluir:

  • La repatriación del fallecido y de un acompañante.
  • Coberturas de asistencia en viaje, como pueden ser los gastos médicos de urgencia, hospitalización o el regreso anticipado del viaje por fallecimiento de un familiar.
  • Coberturas por accidente, que supondrían la indemnización al asegurado por invalidez permanente a causa de un accidente, o bien a sus beneficiarios en el caso de muerte por accidente.
  • Otras garantías, como por ejemplo ofrecer apoyo psicológico a los familiares, la protección de pagos u otras tan innovadoras como la elaboración del testamento online o el borrado de la vida digital del fallecido.
¿Son lo mismo un seguro de decesos y un seguro de vida?

No son los mismo. Aunque ambos seguros entran en acción cuando se materializa un mismo riesgo, la muerte, lo hacen de forma muy distinta. Como hemos visto, el objetivo principal del seguro de decesos es prestar todos los servicios relacionados con el fallecimiento de una persona, mientras que el seguro de vida riesgo paga una indemnización cuando el asegurado fallece, aunque también puede incorporar de forma complementaria cobertura para algunos gastos relacionados con el sepelio.

Además de la muerte, el seguro de vida puede cubrir otras circunstancias como un accidente o una enfermedad del asegurado que derive en incapacidad. En estos casos también puede recibir la indemnización pactada.

Debe quedar claro que nos estamos refiriendo a los seguros de vida riesgo. También existen otro tipo de seguros de vida, los de vida ahorro, que tienen como objetivo ahorrar para el momento de la jubilación mediante la aportación de manera periódica de una cantidad económica establecida, cubre asimismo otras contingencias como la incapacidad laboral o el fallecimiento.

¿De qué depende la prima de los seguros de decesos?

La prima o precio del seguro se establece en función del coste de los servicios contratados, por el número de personas aseguradas y, en algunas modalidades, también se considera la edad.

Las primas que se pagan en los seguros de decesos pueden ser constantes, sin variar por la edad del asegurado, pueden variar en función de la edad, o puede ser una combinación de las anteriores. En algunas modalidades de seguro es posible abonar el importe de la prima en un pago único. Veamos cada una de ellas por separado:

  • Con la modalidad nivelada o constante el asegurado se garantizará el pago de una prima que no varía a lo largo de toda su vida.
  • Con la modalidad natural o variable el asegurado paga una prima que se irá incrementando en función de su edad.
  • Con la modalidad mixta o seminatural el asegurado tendrá un incremento progresivo de la prima en relación al aumento de su edad hasta que cumpla los 60 años, momento en que la prima se vuelve constante.
  • Con la modalidad única el asegurado obtiene una cobertura vitalicia con un pago único. Está especialmente dirigida a los mayores de 65 o 70 años, para quienes resulta más práctico dejar resuelto un trámite que saben imprescindible.
¿Qué es el capital asegurado en el seguro de decesos?

Cuando hablamos de capital asegurado, suma asegurada o capital de servicios de un seguro de decesos nos estamos refiriendo al límite máximo que se percibirá por parte de la aseguradora para los gastos funerarios del asegurado. Sobrepasado este límite, será el tomador o en su defecto los familiares del fallecido quienes asumirían la diferencia.

El capital asegurado en este tipo de pólizas dependerá de las garantías y coberturas contratadas y del lugar seleccionado por el usuario para el sepelio. Por lo tanto, en ciudades como Madrid, Vigo o Santander, donde el coste del servicio funerario es más elevado, el capital será mayor que en Zaragoza o Tenerife, donde los precios son más bajos.

Cabe señalar que todas las coberturas y garantías de un seguro de decesos han de estar correcta y detalladamente relacionadas en el contrato. Además debemos tener en cuenta que los familiares tendrán derecho a reclamar servicios por la cuantía asegurada y exigir el sobrante no consumido.

Por todos estos motivos, a la hora de contratar un seguro de decesos resulta muy recomendable contar con la ayuda y orientación de una Correduría de Seguros que nos garantice una gestión experta y profesional y un servicio postventa. Estamos hablando de un mediador especializado, independiente e imparcial, que realizará un análisis objetivo y recomendará las coberturas y las entidades aseguradoras adecuadas para cada caso concreto.

¿Tienes planeado contratar un seguro de decesos?

Ponte en contacto con nosotros, te ofreceremos un presupuesto sin ningún compromiso. Además, dispondrás de un magnífico equipo cualificado que estará a tu disposición en todo momento y que se encargará de solucionar cualquier incidencia, sin esperas ni contratiempos.

Si tienes alguna duda o pregunta, déjanos a continuación un comentario o escríbenos a nuestra dirección de correo [email protected]. También puedes contactarnos través de nuestra página web o llamándonos al teléfono 915353009. Recibirás una inmejorable atención.

© José Silva Correduría de Seguros 2021.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SHARE

Centro de preferencias de privacidad

Necesarias

No hay cookies necesarias

Advertising

Analytics

Este sitio web no usa Cookies de Analytics.

Other