Seguros CCPP

SEGURIDAD EN GARAJES DE COMUNIDADES DE PROPIETARIOS

Un garaje comunitario puede formar parte de la Comunidad de Propietarios como una instalación anexa y con gobierno independiente o estar integrado en la misma y regido por las mismas normas. Cada una de las situaciones puede dar lugar a responsabilidades diferentes a tener en cuenta antes de que ocurran los siniestros.

Disponer de una plaza de aparcamiento en garaje comunitario nos aporta una sensación de comodidad y tranquilidad, ya que sentimos que nuestro vehículo está resguardado y a salvo. Sin embargo, debemos ser conscientes de que existen una gran variedad de riesgos que continúan amenazándolo. Si bien es cierto que un coche aparcado en la calle está más expuesto a las inclemencias climatológicas, posibles accidentes e incidentes no deseados (como el robo del propio vehículo o de alguno de sus elementos), el hecho de estar dentro de un garaje comunitario no nos libra por completo de ninguno de estos peligros.

Es un hecho que tanto las oleadas de robos en garajes de Comunidades de Propietarios, como las inundaciones provocadas por las cada vez más frecuentes DANAS, ciclogénesis explosivas o temporales de nieve, se siguen incrementando año tras año y afectando a un mayor número de turismos aparcados en garajes comunitarios. Por otra parte, los garajes comunitarios pueden suponer incluso un riesgo para las propias Comunidades de Propietarios. En muchas ocasiones, los ladrones escogen este punto débil para introducirse en el edificio y acceder a la zona de trasteros o viviendas.

Por todos estos motivos, es necesario que tanto la comunidad como los propietarios y usuarios de un garaje comunitario adopten una serie de medidas de seguridad y prevención. No solo para favorecer la protección de los vehículos estacionados en el propio parking, sino incluso la del propio edificio y sus habitantes. Desde la Correduría de Seguros José Silva os queremos transmitir cuáles son las principales y más recomendables.

Consejos básicos de seguridad para garajes comunitarios.

Si lograr una convivencia armoniosa en una Comunidad de Propietarios es cosa de todos, conseguir que el garaje comunitario sea un lugar seguro y protegido también lo es. Tomar conciencia de la importancia de aplicar algunas medidas de prevención al usar el garaje, nos evitará disgustos innecesarios y hará de nuestro edificio un lugar más seguro.

  • Cuando entremos o salgamos del garaje de la comunidad, es necesario que nos detengamos un instante y esperemos a que se cierre la puerta. De este modo nos aseguraremos de que nadie se cuela en un descuido.
  • Debemos evitar dejar objetos de valor en nuestro vehículo, para que no se conviertan en un reclamo para los ladrones. Si no tenemos otra opción, debemos guardarlos en el maletero o tratar de que no queden a la vista.
  • Nunca debemos dejar tarjetas o mandos para el control de acceso dentro del vehículo. Si los ladrones se apropian de estos elementos podrán acceder al garaje las veces que quieran. Además, si roban un coche con la llave o tarjeta de acceso al garaje guardada en su interior, les ayudará a salir del garaje sin levantar sospechas.
  • Si perdemos nuestra tarjeta o mando para el control de acceso, o pensamos que nos lo han podido sustraer, es importante que a la vez que solicitamos un nuevo dispositivo demos de baja el anterior.
  • Del mismo modo, si alquilamos nuestra plaza de garaje es importante que demos de baja el mando o tarjeta cada vez que cambiemos de inquilinos.
  • Por su parte, la Comunidad de Propietarios debe contar con un buen plan de protección que garantice la seguridad y habitabilidad del garaje, es decir, un buen seguro multirriesgo que además de las coberturas habituales incluya responsabilidad civil y protección jurídica.
Sistemas de seguridad para garajes comunitarios

No contar con ningún sistema de seguridad en el garaje comunitario, o tenerlo pero que sea obsoleto o deficiente, puede comprometer la protección de los vehículos e incluso del edificio. Estos dispositivos no solo permitirán evitar que los posibles amigos de lo ajeno entren en nuestra comunidad, sino que su mera instalación los puede disuadir de tener esta intención. Veamos a continuación cuáles son los más recomendables:

  • Los mandos de garaje convencionales no son dispositivos suficientemente seguros, ya que además de ser fáciles de copiar, pueden ser sustraídos y en ocasiones el mismo dispositivo puede abrir la puerta de distintos garajes. Por lo tanto, es necesario un buen sistema de control de accesos que identifique a los usuarios del garaje mediante dispositivos personalizados. Existen opciones básicas, como son aquellas activadas por sistemas de radiofrecuencia o tarjetas y algunas más sofisticadas basadas en la biometría (huellas, iris, manos…).
  • Otra opción son los sistemas de lectura de matrículas, que efectúan un control de acceso gracias a su conexión con la puerta del garaje. Accionan su apertura tras detectar una matrícula en concreto, añadiendo así un plus de comodidad y seguridad.
  • Los sistemas de videovigilancia son un elemento de disuasión muy efectivo, pero siempre deben cumplir con el reglamento de la Ley de Protección de Datos Personales, incluso para que las imágenes captadas puedan ser utilizadas como prueba judicial en caso de producirse un delito.

Sin embargo, debemos ser conscientes de que el riesgo cero no existe. Los sistemas de seguridad no son infalibles y los descuidos por parte de los usuarios suelen ser habituales. Es imprescindible que toda Comunidad de Propietarios apueste por la prevención. Un buen seguro multirriesgo para comunidades es una buena opción, ya que se ocupará de los posibles daños que pueda sufrir un garaje comunitario o terceros por sus instalaciones.

¿Tiene alguna responsabilidad la Comunidad de Propietarios con respecto a la seguridad del garaje?

La Comunidad de propietarios está obligada al adecuado mantenimiento, conservación, seguridad y habitabilidad del inmueble y sus servicios e instalaciones comunes, así lo dispone el artículo 10 de la Ley de Propiedad Horizontal. Por lo tanto, si el aparcamiento se encuentra integrado en la comunidad, como instalación común se deberán realizar los trabajos y las obras que resulten necesarias para garantizar su seguridad. Por este motivo, la comunidad debe contar con un plan de protección, que se complemente con un buen seguro multirriesgo para Comunidades de Propietarios que incluya las coberturas y garantías necesarias para este fin.

¿Es seguro vuestro garaje comunitario?

Nuestra experiencia os puede aportar respuestas técnicas. En José Silva Correduría de Seguros somo expertos en seguros de Comunidades de Propietarios y uno de los principales pilares en su asesoramiento desde hace más de 30 años. Estudiamos cada caso concreto para ofrecer una póliza de seguros a su medida, con todas las garantías profesionales.

Además de tener un extenso catálogo de seguros especializados en Comunidades de Propietarios y disponer de una selección de aseguradoras de primer nivel, ofrecemos a la comunidad un sobresaliente servicio postventa realizado por un excelente equipo de profesionales.

No lo dudes, ponte en contacto con nosotros, deja a continuación un comentario o escríbenos a nuestra dirección de correo [email protected]. También puedes contactarnos través de nuestra página web o llamándonos al teléfono 915353009. Recibirás una inmejorable atención.

© José Silva Correduría de Seguros 2021.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SHARE

Centro de preferencias de privacidad

Necesarias

No hay cookies necesarias

Advertising

Analytics

Este sitio web no usa Cookies de Analytics.

Other