seguros personales

¿LAS VIVIENDAS DE USO TURÍSTICO NECESITAN SEGURO?

Juana alcanzó la edad de jubilación y, a pesar de que tiene la posibilidad de solicitar una prórroga, decidió cesar su vida laboral y celebrarlo invitando a su familia a pasar una semana en una espectacular vivienda turística. Uno de esos días utilizaron una sartén para freír el botín de una jornada de pesca, con tan mala fortuna que se inició un fuego en la cocina. Una vez atajado, dejó al descubierto importantes daños por las llamas y el humo ¿Quién los paga? nos preguntó.

Si como Juana este verano has decidido pasar tus vacaciones en una magnífica vivienda de alquiler turístico, te resultará de gran utilidad leer los siguientes consejos que te ofrecemos desde nuestra correduría.

Quizá centrarás tu búsqueda en una que esté cerca de la costa, a ser posible en un pueblo con encanto, tranquilo y que cuente con todos los servicios necesarios para ti y tu familia. Te asegurarás de que esté bien comunicada, tenga buenas vistas, sea espaciosa y disponga de los muebles, enseres y utensilios necesarios para satisfacer las necesidades diarias de un hogar.

Seguramente has comparado los precios y condiciones de distintas páginas web, si existe comisión de la plataforma o depósito de garantía y te has fijado concienzudamente en las fotografías de cada vivienda, así como en los comentarios de otros usuarios. Finalmente has encontrado una opción que parece cumplir todas tus expectativas. Pero, antes de dar el paso y proceder a alquilarla, ¿has tenido en cuenta que disponga del seguro apropiado? ¿Deberías contratarlo?

Al inicio has visto un asombroso caso real, además imagínate que se rompe una cañería y el agua afecta a tus pertenencias o que entran a robar en la vivienda. ¿Y si accidentalmente causas algún daño material en los bienes de la vivienda, como la rotura de un mueble, de un cristal o, incluso, de un electrodoméstico?

Entonces, ¿es necesario que el uso de una vivienda turística esté amparado por un seguro?

Tanto para el propietario como para el usuario, no solo es necesario, incluso es obligatorio en determinados territorios. Con el objetivo de proteger tanto al huésped como al propietario, las Comunidades Autónomas de nuestro país poseen normativas que establecen la obligación de que los arrendadores de viviendas turísticas tengan contratado un seguro de responsabilidad civil que se encargue de los daños corporales o materiales que puedan sufrir los usuarios de las viviendas turísticas y las Comunidades de Propietarios donde se encuentren, y que como mínimo tenga las siguientes coberturas:

  • Indemnización a terceros por daños corporales, materiales o patrimoniales.
  • Defensa jurídica del asegurado: costes judiciales y extrajudiciales.
  • Prestación de la fianza solicitada por los tribunales.

Pero además de cumplir la normativa establecida, debemos tener en cuenta todos los imprevistos, riesgos y diversas situaciones no deseadas que pueden suceder en un alquiler turístico: daños causados por el agua, averías eléctricas, incendios, fenómenos naturales, etcétera. Corresponde al propietario que la vivienda esté en perfectas condiciones de habitabilidad. La mejor forma de evitar problemas es que tenga contratado un buen seguro que cubra frente a múltiples riesgos. Desde luego los servicios complementarios que atiendan las reparaciones con rapidez están muy bien valorados.

El artículo 1902 del Código Civil dice “El que por acción u omisión causa daño a otro, interviniendo culpa o negligencia, está obligado a reparar el daño causado”.

Para proteger los bienes e intereses de los usuarios mientras están hospedados en la vivienda, así como para preservar la tranquilidad del propietario ante cualquier contratiempo que pueda tener con sus huéspedes, existen pólizas especializadas en alquileres de vivienda de uso vacacional y algunos seguros multirriesgo del hogar extienden sus coberturas, de forma limitada, a las viviendas utilizadas temporalmente.

El seguro específico para viviendas vacacionales.

Cuando hablamos del seguro para viviendas vacacionales, nos estamos refiriendo a un tipo de póliza específica, independiente al multirriesgo del hogar, que protege al propietario en caso de reclamaciones por daños personales o materiales producidos durante la estancia del huésped (responsabilidad civil) y cubre los daños originados en la vivienda.

Además de poder adaptarse a las necesidades de cada propietario y a las características de cada tipo de residencia, pueden incluir una variedad de coberturas extras, como por ejemplo robos en la vivienda, reparaciones urgentes, servicios de cerrajería 24 horas, etcétera. El usuario puede suscribir un seguro de responsabilidad civil para toda la familia, temporal o anual, o bien procurar que el seguro de la vivienda principal extienda su garantía a otras viviendas utilizadas, sin nominar.

¿No bastaría con un seguro de hogar?

Aunque el seguro de hogar multirriesgo puede englobar varias coberturas por daños al continente y contenido de la vivienda y de la responsabilidad civil frente a terceros, probablemente no sería suficiente por las limitaciones y exclusiones que estos contratos estandarizados contemplan.

Por ejemplo, no suelen considerar los usos de la vivienda asociados a fines turísticos, por tratarse de arrendamientos estacionales, y en todo caso, se encargaría de proteger la vivienda, a la propiedad y a la Comunidad de Propietarios. Pero no tendría en cuenta los riesgos a los que se exponen los huéspedes que no convivan de forma habitual con el tomador del seguro.

El seguro de hogar no va a responder al hecho de que los clientes no puedan ocupar la vivienda en los días contratados en caso de que se produzca un siniestro, o de que sufran un robo. De ahí la necesidad de un seguro específico para alquileres vacacionales.

¿Eres propietario o usuario de una vivienda de uso turístico?

Comprueba si la legislación de tu Comunidad Autónoma exige la contratación de un seguro de responsabilidad civil que proteja tu patrimonio como el de los huéspedes y a la Comunidad de Propietarios donde se ubique.

Solicita a la propiedad justificante de la existencia del seguro y verifica sus coberturas.

Interésate por conocer si los usuarios de tu inmueble disponen de seguro de responsabilidad civil con una suma asegurada suficiente para atender su destrucción total.

Contar con el soporte de una correduría de seguros te proporcionará un asesoramiento profesional y una mediación independiente con las compañías aseguradoras ¿Te ayudamos?

© José Silva Correduría de Seguros 2022.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

SHARE

Centro de preferencias de privacidad

Necesarias

No hay cookies necesarias

Advertising

Analytics

Este sitio web no usa Cookies de Analytics.

Other