Seguros CCPP seguros de empresa seguros personales

CONTENIDO Y CONTINENTE DEL SEGURO: QUÉ SON Y CÓMO CALCULARLOS

En el momento de contratar o renovar un seguro para tu hogar, negocio o Comunidad de Propietarios, además de revisar las clausulas, condiciones generales y coberturas asociadas a la póliza, resulta de gran importancia conocer con claridad las diferencias que existen entre dos conceptos tan importantes como son el continente y el contenido.

A grandes rasgos podríamos apuntar que el continente agrupa todos aquellos elementos que conforman la estructura constructiva de un inmueble. Por su parte, el contenido estaría compuesto por aquellos bienes que no forman parte de la estructura, pero que por iniciativa del propietario o inquilino se encuentran en su interior.

Aunque en un primer momento puede parecer sencillo distinguir los elementos que forman parte del contenido o el continente de un inmueble, la cosa cambia a la hora de realizar la estimación del valor aproximado necesaria para subscribir un seguro. Por este motivo siempre es recomendable contar con la ayuda y experiencia de una correduría de seguros profesional, ya que nos orientará a la hora de contratar cualquier tipo de póliza y nos garantizará que recibamos la indemnización adecuada en caso de sufrir un siniestro. Además, los conceptos de contenido y continente pueden variar dependiendo del tipo de póliza donde estén incluidos. A continuación vamos a explicarlo detalladamente:

El continente en los seguros de hogar, comercio y comunidades.

En el seguro de hogar el continente incluirá todos los elementos estructurales y materiales que forman parte de la construcción de la vivienda. Los cimientos, los muros, las columnas, las paredes, las cubiertas, los techos y las instalaciones fijas (agua, calefacción, climatización, electricidad, telefonía, antena, etc.) son parte del continente de la vivienda. También se incluyen los elementos de decoración fijos como la pintura, la escayola, los rodapiés, el parquet, la moqueta, etc. Siempre que se encuentren en el mismo edificio, el garaje y el trastero también forman parte del continente, ya que aunque no forman parte integrante de la vivienda son de uso privado y exclusivo. Así mismo, se debe tener en cuenta que las rehabilitaciones y reformas que realicemos en nuestro hogar serán considerados continente. Por lo tanto se deberán incluir a la póliza todos los elementos que se añadan posteriormente a la vivienda.

El continente en una póliza de Comunidades de Propietarios está formado por los elementos estructurales que constituyen el edificio, es decir, los que están incorporados al mismo de forma fija y sus dependencias anexas. Entre otros elementos, estarán incluidos paredes, suelos, techos, cubiertas, fachadas, instalaciones fijas de agua, electricidad, luz, etc. Las escaleras, ascensores, piscinas, zonas deportivas, jardines y otras zonas comunes también forman parte del continente de la comunidad. Quedan fuera del concepto de continente el terreno donde está construido el edificio y el mismo inmueble si se encuentra durante el periodo de construcción.

Para el seguro de comercio el continente es todo aquello que constituye la estructura del local, es decir, los elementos de construcción como paredes, suelos, techo, puertas, ventanas, persianas, etc. También incluye las instalaciones eléctricas, de agua, climatización y sanitarios y aparatos fijos como calderas, radiadores o transformadores.

El contenido en los seguros de hogar, comercio y comunidades.

En el seguro de hogar integran el contenido todos aquellos elementos que se encuentren dentro de una vivienda, pero que no forman parte de su estructura. Estos bienes, que pueden pertenecer tanto a un propietario como a un inquilino, incluyen desde muebles, electrodomésticos, objetos tecnológicos a ropa o incluso alimentos. Los objetos de valor especial como joyas, relojes, obras de arte, colecciones, abrigos de piel o instrumentos musicales no suelen estar incluidos en las pólizas de hogar estándar. Por lo general deben ser declaradas de manera expresa por el tomador del seguro, teniendo un trato diferente al resto de sus pertenencias.

El contenido en una póliza de Comunidades de Propietarios engloba todos los elementos o bienes que pertenecen al edificio y que están ubicados en las zonas comunes del mismo o en su recinto. Por lo tanto, los muebles, espejos, lámparas, bienes de adorno o decoración, sillones, bancos o maceteros son ejemplos de lo que suele considerarse contenido. En el caso de que la comunidad disponga de jardín o espacios al aire libre, los árboles, el césped y plantas o arbustos no serán considerados parte del contenido.

Para el seguro de comercio el contenido se refiere a los bienes que se encuentran en el interior del local: maquinaria de negocio, herramientas y aparatos eléctricos, mobiliario, ajuar comercial, existencias y mercancías a la venta y en almacén. Por ejemplo, en una tienda de moda formaría parte del contenido toda la ropa que hay a la venta y en interiores, también espejos, cortinas, uniformes de los empleados, cajas registradoras y ordenadores entre otros enseres.

¿Cómo calcular el continente y el contenido?

Ahora que ya tenemos claro qué son el continente y el contenido, es el momento de conocer como se debe calcular la estimación del valor aproximado de ambos. Es importante tener en cuenta que este valor no es lo mismo que el valor de compra ni tampoco es el valor de venta. En la práctica su definición más precisa sería el valor de reparación en caso de siniestro.

Para calcular el valor del continente de un inmueble, tendríamos que multiplicar los metros cuadrados de la superficie construida por el coste medio que supondría reconstruirlo en condiciones similares. En este cálculo intervienen variables como la zona en que se encuentra situado el inmueble, la calidad de la construcción y los materiales empleados, pero no se incluiría el precio del suelo. Una vez realizada esta operación, el continente se podría asegurar de las siguientes maneras:

  • A valor total: toda la estructura del inmueble está protegida y en caso de sufrir un siniestro (incluso destrucción total), la cobertura asegura el 100% del coste de reparación que sea necesario.
  • A primer riesgo: el seguro no cubre el coste total de reparación necesaria, sino que en caso de siniestro se recibirá como máximo el importe que se haya establecido en el contrato. Esta modalidad es muy utilizada cuando la vivienda o local forma parte de una propiedad horizontal que ya tiene contratada una póliza multirriesgo.

A la hora de calcular el valor del contenido es indispensable hacer un buen inventario de nuestras posesiones. Por lo general se toma el precio de los objetos cuando fueron comprados. Existen ciertas tablas para poder calcular los valores reales de cada artículo, por lo que será necesario acudir a un corredor de seguros para recibir un asesoramiento adecuado.

Si te decides a contratar un seguro con nuestra correduría no solo contarás con la mejor protección para tu hogar, negocio o comunidad, sino que te asegurarás una gestión experta y profesional. Nos encargaremos de supervisar el cálculo del continente y contenido para que su valor sea el preciso, te indicaremos cual es la mejor forma de proteger tus bienes más valiosos y te informaremos sobre qué elementos adicionales de seguridad pueden reducir el precio de la póliza.

Así mismo, la Correduría de Seguros José Silva te garantiza un completo servicio postventa realizado por un excelente equipo cualificado, que estará a tu disposición en todo momento y se encargará de solucionar cualquier incidencia sin esperas ni contratiempos. Por su parte, la liquidez de las compañías de seguros seleccionadas y el análisis objetivo realizado te asegurará la compensación por los daños al instante.

Además, evitarás la concurrencia de seguros.

Existe la probabilidad de estar cubierto por partida doble ante algunos eventos en el seguro de hogar y en el de la Comunidad de Propietarios. En la Correduría de Seguros José Silva estudiaremos tu caso particular para poder ofrecerte una póliza de a tu medida, evitando así la posibilidad de sobrecostes por concurrencias no deseadas. De este modo nos aseguraremos la resolución de cualquier siniestro lo más favorablemente posible a tus intereses.

No lo dudes, ponte en contacto con nosotros, déjanos a continuación un comentario o escríbenos a nuestra dirección de correo [email protected]. También puedes contactarnos través de nuestra página web o llamándonos al teléfono 915353009. Estamos para ayudarte.

© José Silva Correduría de Seguros 2021.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SHARE

Centro de preferencias de privacidad

Necesarias

No hay cookies necesarias

Advertising

Analytics

Este sitio web no usa Cookies de Analytics.

Other